Licencia

Toda la información aquí publicada ha sido redactada por Isabel Men. Queda prohibida su distribución y copia sin especificar la fuente, incluidas las fotos.

domingo, 18 de mayo de 2014

Bañar a una cobaya

La hora del baño es un momento de estrés para toda cobaya. Aunque seamos sinceros, cualquier momento fuera de la casita o jaula puede ser un momento de estrés para ellas. Por eso, el momento del baño de las cobayas debe ser lo más rápido posible, aunque por supuesto teniendo cuidado en su manipulación.

La verdad es que no hace falta bañarlas con frecuencia si se tiene una correcta higiene con la jaula porque no tienen un olor corporal penetrante. Lo de la jaula es vital dado que son un poco guarrillas  y tienen afición a tumbarse en sus pipises, sobre todo cuando tienen calor. Si mantenéis limpia la jaula minimizaréis las veces que será necesario bañar a las cobayas. En circunstancias normales podéis espaciar los baños 3 meses o más.

En cuanto al champú yo uso últimamente uno de farmacia diluído, ya que formaba parte del tratamiento contra los hongos del que os hablaré más detalladamente en un próximo post.  También existen champús formulados específicamente para ellas. En la medida de lo posible os recomiendo usar uno de esos y si eso no es posible un champú muy, muy suave.

Hay que tener cuidado especialmentede no mojar la cabeza de las cobayas cuando las bañéis, para que no les entre agua y/o jabón en los ojos y en las orejas. Se les llega a entrar agua en los oídos puede provocarles una otitis que puede acabar muy mal, así que tened cuidado con eso.

El procedimiento a seguir para el baño sería:
- Llenad con dos dedos de agua templada dos palanganas lo suficientemente grandes para que quepa la cobaya y podamos manipularla con facilidad. Una de ellas la usaremos para lavar y la otra para aclarar, así podremos hacerlo todo más rápido minimizando el estrés.
- Agarramos la cobaya, la ponemos en la primera palangana y la mojamos para poder enjabonarla. El agua sólo debe cubrir las patitas para que no se asuste demasiado.
- Tras tenerla bien enjabonada la pasamos a la siguiente palangana y aclaramos.  Antes de pasarla a una toalla "escurrimos" lo más posible a la cobayita para que no chorree por todas partes.
- Cuando ya no lleve tanta agua en el pelo podéis pasar a la cobaya a un toalla. Yo os recomiendo empaquetarla cual kebab en la toalla, para impedir que se caiga; a estas alturas es posible que esté un poco inquieta .
- Ahora es el momento de secarla a tope con la toalla, como cuando os secáis a vosotros mismos el pelo. Hay que secarla muy, muy, bien para asegurarnos que no se resfríe.
- El uso del secador de pelo es un poco controvertido. Hay  noticias de cobayas que han muerto del un ataque cardíaco por el ruido de secador. En mi caso nunca le seque el pelo con secador a Gordi; y menos mal, por que con su cardiopatía podría haber tenido un susto muy feo. Pero las otras 3 no tienen ningún problema. A Choco y a Mostaza incluso parece que les gusta. 

Espero que os sirva esta información. Ya veis que no es nada complicado. Y ahora unas cuantas fotos monas de nuestras cobayas en modo kebab, con sus toallas.

Si queréis manteneros informados de las novedades de "Cobayas a lo loco" podéis uniros al grupo de Facebook o seguirnos en Pinterest, Bloglovin o Google+. Lo que mejor os venga.

cobaya tras el baño
Mostaza: "Joooo, me han mojadoooo..."

cobaya tras el baño
Choco:"No se como he llegado hasta aquí...pero soy muy mona"

cobaya tras el baño
Canela: " Estoy mojada... pero escaparé por que soy toda una ninja"
Si queréis manteneros informados de las novedades de "Cobayas a lo loco" podéis uniros al grupo de Facebook o seguirnos en Pinterest, Bloglovin o Google+. Lo que mejor os venga.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Keytin! Tres veces al año me parece una buena cifra. Por supuesto siempre dependerá de si está sucio o no.

      Eliminar