Licencia

Toda la información aquí publicada ha sido redactada por Isabel Men. Queda prohibida su distribución y copia sin especificar la fuente, incluidas las fotos.

viernes, 20 de noviembre de 2015

Hemos adoptado a una cobaya: Panda

Tengo una gran noticia, aunque aquellos que sigáis mi cuenta de twitter ya sabíais algo: hace dos semanas fuimos a Madrid para adoptar a Panda, una cobayita de 5 meses de edad.

La recogimos de manos de Elia, una de las voluntarias de APAET, la protectora de animales de exóticos de Madrid-Toledo. Desde aqui quiero dar las gracias a todos los voluntarios por su labor y os animo a todos los que viváis en Madrid y alrededores a que colaboréis con ellos y les ayudéis; bien como adoptantes, como casas de acogida o con donativos. Toda ayuda es buena.

La verdad es que nos hemos tomado un tiempo muy laaaaargo desde que murió Mostaza para traer a casa una tercera cobaya. Primero fué por el shock, la muerte de Mostaza fué tan repentina que el duelo se hizo más largo de lo esperado. Después, el final de curso puso difícil sacar tiempo para buscar una cobaya, especialmente por que habíamos decidido que en esta ocasión íbamos a adoptar y no comprar.  Y finalmente, los últimos casi 3 meses por la dificultad que hemos tenido para encontrar una cobaya para adoptar que fuera menor de 6 meses de edad.

Ya sabéis que para asegurar que la convivencia entre cobayas sea buena, lo mejor es presentarlas cuando al menos una de ellas es un bebé. Panda, al tener 5 meses no es un bebé, más bien  el equivalente a un niño de unos 10 años. Pero bueno, de todas manera nos pareció que el riesgo era más bien bajo: Choco y Canela tienen las dos muy buen caracter y al ser más o menos jovencita parecía una apuesta bastante segura. Aún así hemos pasado nuestros nervios, no creáis que no.

Por supuesto y aunque la gente de APAET tenía a Panda en perfecto estado de revista, la pequeña ha tenido que pasar la primera la semana sola en cuarentena. Da pena ver a las cobayitas solas y asustadas por que están en un nuevo sitio y no saben muy bien que esperar, pero es por su bien y por el bien del resto de animales. Hay que ser responsable, aunque sea difícil.

Bueno, os dejo con unas cuantas imagenes de la pequeña. Es bastante complicado hacerle fotos por lo que se mueve y por su combinación de colores: la máquina se vuelve loca con eso de que tenga la mitad de la cara negra y la otra blanca. Una pesadilla para el autofocus vamos. Próximamente os seguiré contando su periodo de adaptación, pero os adelanto que se lleva muy bien con Choco y Canela, especialmente con Choco. 

Si queréis manteneros informados de las novedades de "Cobayas a lo loco" podéis uniros al grupo de Facebook o seguirnos en Pinterest, Twitter, Bloglovin o Google+. Lo que mejor os venga.

cobaya
"Creo que este es mi lado bueno..."
cobaya
"No espera, creo que este mi lado bueno..."

cobaya
"No, no, no... este ES mi lado bueno..."
cobaya
"Oye mira, no, perdona, este es mi lado bueno..."

Si queréis manteneros informados de las novedades de "Cobayas a lo loco" podéis uniros al grupo de Facebook o seguirnos en Pinterest, Twitter, Bloglovin o Google+. Lo que mejor os venga.